método alpen

El Método ALPEN: La Manera de Escalar a la Cima de la Productividad

El Método ALPEN es una técnica desarrollada por el economista y profesor Lothar J. Seiwert. Escribió muchos libros de autoayuda donde describió su técnica, a la cual consideró «es tan simple como efectiva”.

Él también agregó comentarios como: “el objetivo de esta técnica (el método ALPEN) es asegurarse de que el beneficiario esté planificando su vida diaria de manera ordenada táctica, al establecer prioridades y que esté solo cinco minutos de planificación al día”.

Gracias a la alta eficacia y gran acogida de este método, hasta el día de hoy, es considerado uno de las mejores técnicas para ser altamente productivo.

¿Por qué se llama Método ALPEN?

El nombre proviene de los Alpes, la cadena montañosa del centro de Europa. Para algunos ALPEN es la cumbre de la auto organización. El Método ALPEN no es más de que una técnica sencilla que se ha hecho muy popular y que te ayuda a gestionar tu tiempo o, en otras palabras: A estructurar de forma óptima tu productividad.

Ok y ¿Cómo funciona el Método ALPEN?

Esto es para desarrollar tareas paso a paso y de esa manera manejar el trabajo diario.

Empieza por tomarte un poco de tiempo la tarde anterior o a primera hora por la mañana de un día de trabajo.

Las siglas A-L-P-E-N se corresponden con palabras alemanas para estas cinco actividades:

A – Crear una lista de actividades con todas las tareas y las reuniones

Escribe todas, incluyendo reuniones, mensajes urgentes de correo electrónico y citas con clientes… todo.

L – Asignarle duración a Cada Actividad

En el siguiente paso, tienes que establecer una duración a todas las tareas.

Por ejemplo, 40 minutos para las reuniones, 10 minutos para los mensajes de correo electrónico.

Así gestionas el tiempo de manera más efectiva y aumentas tu productividad.

P – Planificar tiempos extra

Debemos ser conscientes que habrán tareas que tengan una ejecución más larga de lo planificado, más tiempo de lo que en tu sano juicio imaginaste. Debido a llamadas que no esperábamos, circunstancias que lamentablemente están fuera de nuestras manos. Por este motivo, la técnica ALPEN asigna un 20% del tiempo como duración extra y a eso se le añaden otros 20% para recreación o descanso.

E – Plantear prioridades

Debemos detenernos para volver a revisar el plan y su avance. ¿Es factible resolver todas las actividades con el 60% del tiempo? ¿cuáles son necesarias hacerlas hoy y cuáles pueden hacerse en el siguiente periodo (el próximo día o la próxima semana)? ¿Cuáles se pueden delegar con otras personas?

N – Seguimiento

Par finalizar, medición de resultados y feedback. Al terminar el día laboral, se comprueba si la manera en que desarrollamos los pasos sirvió realmente para mejorar tu organización. Se debe aprovechar de toda la experiencia vivida y se efectúan los cambios necesarios para que el periodo siguiente sea aún mejor.

¿Por qué el Método ALPEN es el mejor?

Los límites y los plazos suelen motivar a ser más eficientes. Pierdes menos tiempo y consigues realizar más tareas.

Preestablecer tiempos extras y tiempos de descanso te ayudan y evitan la tensión y que te auto hostigues, para ello es importante saber aclarar nuestras prioridades.

Alcanzar los objetivos que realmente te importan, de manera más rápida y con menos estrés.

Aplica esta técnica por un par de semanas y luego cuéntanos cómo te fue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *